fbpx

La intensidad del ejercicio que causa la tasa más alta de oxidación de grasa, se conoce como la intensidad de la tasa de oxidación de grasa máxima (Fatmax) (Abbass & Navabeh, 2016), fue descrita por primera vez en 2001 por Asker Jeukendrup. (Ulloa, Feriche, & Padial , 2015)

El gasto metabólico basal y los mecanismos que condicionan la oxidación de grasas (FO) en reposo y ejercicio son actualmente un importante campo de estudio. La FO durante el ejercicio físico depende de diversos factores, tales como la glucemia, nivel de hormonas circulantes, estado de perfusión del tejido adiposo y muscular, transporte de ácidos grasos hacia la célula muscular, actividad enzimática y función mitocondrial muscular. Sin embargo, estos factores son modulados, en mayor o menor medida, por el ejercicio físico (intensidad, duración y tipo). (Ulloa, Feriche, & Padial , 2015).

Es posible reproducir mediciones de Fatmax usando calorimetría de ejercicio gradual. Este enfoque puede usarse para predecir la cantidad de lípidos que se metabolizarán durante el ejercicio. Se ha sugerido que la tasa de oxidación de la grasa durante la intensidad de Fatmax es aproximadamente 2 veces mayor que en cualquier otra intensidad (Abbass & Navabeh, 2016).

Así, el ejercicio de larga duración y baja intensidad se asocia a una mayor FO, cuya tasa se incrementa a medida que se eleva la intensidad hasta alcanzar aproximadamente el 70% del consumo máximo de oxigeno (VO2max), y posteriormente desciende cuando se sobrepasa 85% VO2max.


Bibliografía

Abbass , G.-N., & Navabeh, Z.-K. (2016). Maximal Lipid Oxidation (Fatmax) in Physical Exercise and Training: A review and Update. Annals of Applied Sport Science, 01-10.

Ulloa, D., Feriche, B., & Padial , P. (2015). Estudio comparado de la intensidad de entrenamiento sobre la máxima tasa de oxidación de grasas. Nutrición Hospitalaria , 421-429.