fbpx

La muerte súbita es la parada cardiaca que se produce de forma abrupta, inesperada y repentina en personas que aparentemente tienen un buen estado de salud. Esta parada concluye con el fallecimiento si no recibe asistencia médica inmediata.

 

Existen datos que indican que el deporte incrementa sensiblemente el riesgo de sufrir una muerte súbita durante la realización de una actividad deportiva intensa.

En los deportistas de competición, entendiendo por tales aquéllos que participan en un deporte organizado, las muertes ocurren con mayor frecuencia durante el otoño y la primavera, estaciones en las que se celebran mayor número de competiciones, y en las primeras horas de la tarde, coincidiendo con las horas en las que se desarrollan mayoritariamente los espectáculos deportivos.

¿Es posible prevenir muerte súbita en deportistas?

Nuestro organismo no está diseñado para realizar determinadas pruebas de enorme esfuerzo como maratones o triatlones de larga distancia, por eso debemos someternos a pruebas médicas.

Análisis previos a la competencia en deportistas o pruebas de rutina, son fundamentales para prevenir la muerte súbita en deportistas o personas sedentarias.

Un electrocardiograma y un ecocardiograma son las pruebas más comunes pero no las únicas, según el perfil de la persona y la actividad física que quiera realizar, también recomendamos una resonancia magnética, un análisis de sangre, una prueba de esfuerzo.