fbpx

Los anticonceptivos orales permiten prevenir embarazos no deseados y tratar diversos problemas ginecológicos; sin embargo, las mujeres que practican deporte constantemente encuentran en ellos un peligro.

Las píldoras anticonceptivas modifican los perfiles hormonales y dificultan la formación de masa muscular de las mujeres que las toman y así lo demuestran diversos estudios. Por ello, muchas deportistas optan por métodos anticonceptivos no hormonales.

También se incrementa la temperatura corporal lo cual ocurre durante la fase lútea del ciclo menstrual y es un factor muy importante en las distancias largas, ya que la deshidratación aumenta y se puede afectar tu rendimiento con calor. Y finalmente, no se recomienda el uso de la píldora en chicas que tengan problemas de coágulos sanguíneos, presión alta, con depresión, migrañas o diabetes, ya que se pueden presentar problemas circulatorios. En la federación y Comité Olímpico se les recomienda que usen preservativo o dispositivo intrauterino.